Publicado el lunes, 12 de mayo de 2014 a las 11:47 horas por en la categoría: Noticias.

Rechaza que se anule el trabajo de los periodistas y que los medios sean utilizados como soportes de propaganda

fapeMADRID, 12 DE MAYO DE 2014.  La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) reitera su rechazo a la imposición de emisión de bloques electorales en las emisoras de titularidad privada exclusivamente con criterios de representación política, según se prevé en el artículo 66.2 de la Ley Electoral, de 28 de enero de 2011, sin tener en cuenta el contenido y el interés de las informaciones para los ciudadanos, convirtiendo los soportes en meros instrumentos de propaganda.

La organización con mayor representación de la profesión periodística en España, la FAPE considera que este criterio es tremendamente injusto contra los periodistas, a quienes trata de sustituir por un cronómetro;  e interfiere en su capacidad de elegir aquello que considere con más peso informativo, sin entrar a valorar otras cuestiones importantes, como que nunca se podrá dar voz a todas las formaciones por el mero hecho de carecer de representación.

Pedimos al Gobierno y al Parlamento que revisen esta legislación, por considerarla inconstitucional y que garanticen  el pluralismo y la neutralidad informativa, también en los medios de titularidad pública, que cada vez reducen más el tiempo de los espacios dedicados a este tipo de informaciones.

No es la primera vez que la FAPE denuncia que este intento interesado de convertir la información libre en un altavoz de mensajes políticos, cronometrados y de dudoso interés para las audiencias constituye un grave atropello profesional al entender que se trata de anular a la profesión periodística y presentar a los medios de comunicación como meros soportes de publicidad política.

La imposición de los bloques se une a otras cuestiones que están limitando la libertad de prensa y el derecho a la información. Así, desde la convocatoria de ruedas de prensa sin preguntas a la distribución de imágenes y declaraciones enlatadas, las restricciones de acceso a los mítines de campaña y la obligación de conectar con la señal oficial del partido político de turno.

La FAPE comparte la petición de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) en su llamamiento a los candidatos para que ofrezcan ruedas de prensa diarias,  abiertas y sin límite de preguntas, entendiendo que este tipo de convocatorias a periodistas son un elemento imprescindible para que los ciudadanos dispongan de todos los datos que necesitan para formar su propio criterio sobre los candidatos y sus programas.

Entre otras negociaciones llevadas a cabo para la supresión de los bloques electorales, en 2011, la FAPE y la APM pidieron a la entonces Defensora del Pueblo, María Luisa Cava de Llano, que planteara su inconstitucionalidad. En un dictamen, la Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología impulsada por la FAPE, un órgano independiente que funciona con plena autonomía competencial y de funciones, ya advirtió del posible perjuicio de la reforma legislativa del artículo 20 de la Constitución.

Responsables de los Informativos de 16 cadenas públicas y privadas, consultados por la APM, consideraron pertinente interponer recurso de inconstitucionalidad contra los bloques electorales.

La situación creada con la reforma de la Ley Electoral no ha sido cambiada básicamente en cuanto al espíritu de las limitaciones, tras la Instrucción 4/2011, de 24 de marzo, de la Junta Electoral Central, que al interpretar el artículo 66  dice textualmente: “La información dedicada específicamente a la campaña electoral que decidan realizar las televisiones privadas deberá responder, además de a los principios de pluralismo, igualdad y neutralidad informativa, al principio de proporcionalidad, entendido éste en el sentido de que su tratamiento deberá atender preferentemente a los resultados obtenidos por cada formación política en las últimas elecciones equivalentes, sin que dicho criterio impida proporcionar otra información sobre aquellas candidaturas que no se presentaron o no obtuvieron representación en las últimas elecciones. En cualquier caso, éstas últimas candidaturas no podrán recibir una cobertura informativa mayor que las formaciones políticas que obtuvieron representación en las últimas elecciones”.

Los comentarios están deshabilitados.