Publicado el Martes, 20 de Mayo de 2014 a las 10:42 horas por en la categoría: FAPE, Noticias.

fapeMADRID, 20 DE MAYO DE 2014.  Ante la proximidad del periodo estival de prácticas en los medios para estudiantes universitarios de Periodismo o Comunicación Audiovisual, la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) denuncia la precariedad y la vulneración de derechos salariales y laborales que se ejerce en algunos medios contra los becarios, que en muchos casos se prolonga durante todo el año, como se viene denunciando de forma reiterada.

Por esta razón, un año más, esta organización ha instado a la Inspección de Trabajo a que extreme su control sobre las condiciones en que los estudiantes o recién licenciados desarrollan su tarea en los medios, lo que ha dado resultados positivos en anteriores ocasiones al sacar a la luz situaciones irregulares que han conllevado multas para las empresas.

La crisis ha degradado aún más las condiciones en las que se encuentran muchos jóvenes, con jornadas innecesariamente prolongadas, a cambio de indignas contraprestaciones económicas, y sin una tutorización adecuada,  hasta el extremo de que los últimos años las secciones de muchos medios de comunicación han quedado exclusivamente a cargo de becarios, ocupando puestos estructurales.

Entretanto,  se han llevado a cabo expedientes de regulación de empleo que  han desalojado de las redacciones a los más experimentados, no siendo exagerado decir que un becario explotado equivale, al menos, a dos o tres periodistas veteranos parados.  Al final el resultado es un deterioro progresivo de la calidad de la oferta periodística de los medios que realizan estas prácticas.

Siendo favorable al desarrollo de prácticas de manera ordenada y que satisfagan a ambas partes, la FAPE recuerda a los editores que están obligados a respetar los derechos de los becarios, no utilizándolos como mano de obra barata,  y  a extremar la misión de enseñar a los que serán en el futuro los continuadores del ejercicio del periodismo, un oficio en constante y acelerada evolución, pero siempre sometido a normas éticas y deontológicas que conciernen a todos.

Asimismo, se sigue obligando a los futuros periodistas licenciados a ser becarios de por vida, sin terminar la carrera, o matriculado en algún máster,  para seguir siendo contratado. En estas empresas no hay prácticas reales, sólo uso y abuso de mano de  obra barata,  bajo el intolerable argumento de que “lo importante es que aprendan”.

Con este motivo, la FAPE sigue invitando a los becarios que consideren lesionados sus derechos a que denuncien la situación ante las asociaciones de la prensa de toda España.

 

Los comentarios están deshabilitados.